5 consejos para que te mantengas físicamente activo

La falta de actividad destruye la buena condición de todo ser humano, mientras que el movimiento y el ejercicio físico lo conserva.

— Platón
Untitled design (12).png

En esta era llena de sedentarismo y mala alimentación la cultura del “fitness” ha dado un gran boom y cada dia mas personas entienden la necesidad de entrenar para vivir un estilo de vida saludable. Lo lamentable es que son muy pocos los que logran entrenar de manera consistente.

Todos en algún momento u otro hemos reconocido la importancia de comenzar con un programa de entrenamiento. A menudo comenzamos con el mismo y fallamos en mantenernos fiel a la rutina. Lo más impresionante  de todo es que esto suele suceder más de una vez a lo largo de nuestras vidas. Hay que preguntarse que es lo que evita que seamos consistentes. La mayoría de las personas lo atribuye a la falta de tiempo, pero no necesitamos de tanto tiempo para entrenar. Para la persona promedio 30 minutos de entrenamiento de 3-5 veces por semana es suficiente. Así que despójate de las excusas y prepárate para darle un cambio drástico a tu vida.

Aquí te presento 5 consejos para mantenerte en tu programa de entrenamiento.

1. Ten tus metas claras

Lo primero que debes hacer es reconocer porque deseas comenzar a entrenar. Todos tenemos distintos motivos que nos guían aunque la salud siempre debe ser prioridad. Es importante que siempre tengas claro por qué entrenas y qué buscas lograr. Esto va a ser tu motor de cada día. Es normal que la motivación se pierda en algún momento o al menos merme su intensidad. Es en este momento cuando tienes que recordar cuál fue tu razón inicial, cuáles son tus metas y esto te impulsará a dar la milla extra aunque la motivación no esté a un nivel óptimo. Tus metas también determinarán la intensidad, tipo y frecuencia de entrenamiento.

Existe mucha diferencia entre entrenar para un maratón o entrenar para aumentar masa muscular. Existen mucha razones que te pueden mover y cada una requiere de un camino distinto. Lo importante es reconocer que no existe razón correcta o incorrecta y que solo tu sabes lo que quieres y necesitas para mejorar tu calidad de vida.

2. Encuentra tu espacio y ambiente ideal

Muchas veces pensamos erróneamente que es obligatorio ir para el gimnasio para entrenar. De ahí proviene la excusa “Es que no me gustan los gimnasios.” Eso no te debería detener. Si te gusta asistir a un gimnasio convencional bien por ti, pero si ese no es el caso no debes alarmarte. Cualquier espacio es bueno para entrenar si tienes la actitud correcta y el acercamiento adecuado. Si te gusta la naturaleza puedes entrenar en un parque, playa, area verde, etc. Si quieres algo mas privado puedes buscar un estudio de entrenamiento o incluso en tu propio hogar. En fin, es decisión individual donde vas a entrenarlo importante es saber que no es necesario grandes y lujosos espacios ni tan siquiera equipo. Encuentra ese escenario ideal y a sudar se ha dicho.

3. Reconoce tus particularidades individuales

Todos tenemos realidades distintas. Es importante que identifiques las tuyas antes de comenzar a entrenar. Como por ejemplo, tu nivel de aptitud fisica, presupuesto, disposicion de tiempo y espacio, metas, limitaciones físicas, etc. Todo esto lo debes tomar en consideración y la manera en la cual entrenaras dependerá grandemente de esto. Así que suma todo estos factores para que puedas determinar que tipo de entrenamiento se ajusta mejor a tu realidad. La variedad de modalidades es casi infinita así que tienes para escoger. Siempre tendrás una o varias opciones ideales para tu persona; encuentra las tuyas y ponlas a prueba.

4. Infórmate

He escuchado muchas personas decir que se quitaron porque no sabían que hacer. Esto es algo muy entendible pues esto no es algo que se te enseña en la escuela y para la persona promedio es muy complicado entender los conceptos básicos de la ciencias del ejercicio y como elaborar su propia rutina. .A mi entender, lo ideal siempre será contratar a un entrenador licenciado para que te guíe hacia tus metas, pero quizás eso no sea una posibilidad para todos. Sin embargo, esto no te debe detener pues en esta era digital son muchos los recursos. Desde entrenamiento presencial, en línea, sitios web llenos de información valiosa o videos educativos y demostrativos en las distintas redes sociales son muchos los espacios dedicados al ejercicio. Lo importante es encontrar una fuente con información adecuada y válida. Así que antes de comenzar infórmate sobre lo que deseas hacer y cómo lo debes hacer y nunca pares de aprender.

5. Varía y se progresivo

No existe una sola rutina que sea buena para ti. A casi nadie le gusta tener que hacer lo mismo día tras día, es algo muy aburrido y monótono. También, tu cuerpo se acostumbra y luego de un tiempo esa rutina que haces no será lo suficientemente retante para tu cuerpo y por ende no verás progreso de ningún tipo. Así que encuentra una manera de variar tu entrenamiento, experimenta con distintas modalidades y combinaciones de ejercicios. Un solo ejercicio puede tener un sinnúmero de variaciones. Es importante incorporar las mismas para seguir aumentando la dificultad del mismo progresivamente y evitar el estancamiento. Esto es uno de los motivos más comunes que tiene la gente para parar de entrenar. Mantente variando para no acostumbrar a tu mente ni a tu cuerpo a lo mismo.


Para ver resultados reales es necesario mantenerse activo por un periodo prolongado de tiempo. Además, si se abandona el estilo de vida poco a poco se puede perder todo el progreso y se recae en la posibilidad de enfrentar distintos problemas de salud. No creas en soluciones maravillosas, no hay manera de sustituir el trabajo duro y constante. Manténganse activos y enamorados de su estilo de vida; su cuerpo, salud y mente se lo agradecerán.


Malcolm.jpg
Malcolm es un entrenador de aptitud física licenciado bajo el Departamento de Recreación y Deportes. Comenzó con su interés en dicha profesión guiado por su padre que es entusiasta del ejercicio. Luego de una vida llena de actividad física y desarrollarse en ese ámbito comienza a estudiar Educación Física y Recreación en la Universidad de Puerto Rico Recinto de Rio Piedras y comienza a licenciarse bajo el DRD. Cuenta con más de 3 años de experiencia en dicho campo y actualmente labora en su propio estudio de entrenamiento llamado Guasábara Fitness.  

Foto: Leslie Vega / ¡Qué Mamey!